Yo digo NO a la Adopción Homoparental

Tomado de: http://www.autismomadrid.es/wp-content/uploads/2014/06/familia.jpg
Tomado de: http://www.autismomadrid.es/wp-content/uploads/2014/06/familia.jpg

Por: Omar Beleño

En los últimos días, quizá, el tema más tocado por los colombianos es la cuestión de la adopción homoparental. Ya que, como es entendido en pocas horas la decisión de hacer efectiva o no la adopción por parejas del mismo sexo en el país será dada.

Sin embargo, y a diferencia de la mayoría de los últimos artículos expuestos respecto al tema, éste busca mostrar, el porqué no todos los colombianos estamos de acuerdo con que se apruebe la adopción por parte de parejas homosexuales.

Teniendo en cuenta lo anterior, es necesario referir que para llevar a cabo un proceso de adopción se debe tener como principio fundamental que los derechos del infante no sean vulnerados y que su bienestar prevalezca sobre cualquier cosa. Esto lo digo no solo como católico, aclaro, sino como abogado.

La Corte Constitucional fue concebida como el órgano de cierre de la jurisdicción constitucional y, entre sus funciones se encuentra la guarda de la Constitución, esto ha generado que a lo largo de su desarrollo jurisprudencial, se hayan logrado grandes avances para nuestra legislación que se encuentra en constante cambio. Asimismo, en estos años de existencia ésta ha tenido, que manejar temas que han hecho que el pueblo se levante ondeando banderas a favor o en contra de la decisiones de este órgano de control.

Por tal motivo, desde que se dio a conocer que la aprobación de la adopción entre parejas del mismo sexo,  se encontraba en manos de la Corte se han dado opiniones tanto a favor como en contra. Pasando de un tema de discusión en la sala plena de un cuerpo colegiado, a un tema que se ha manejado de forma mediática.

Teniendo en cuenta lo anteriormente expuesto, como abogado, primero deseo aclarar un poco acerca del trámite en el cual va el presente caso. Como ya se sabe, tras la discusión para decidir si se debe permitir o no que las personas del mismo sexo adopten, se obtuvo como resultado un empate; el cual conforme con el Acuerdo 5 de 1992, será resuelto mediante la intervención de un conjuez.

Habiendo expuesto el punto anterior  y, teniendo en cuenta cómo se resolverá el empate entre los magistrados de la Corte, quisiera que, quien esté leyendo esto sepa que la adopción no es un derecho de los padres, por lo cual no se debería alegar que “se viola el derecho fundamental a la igualdad, al impedir que algunas personas adopten”.

La adopción es un derecho del niño a recuperar aquello que ha perdido, en este caso su familia.

Pero digamos que se deje de lado lo anterior y se vea la adopción como un derecho del adulto. Entonces, éste tendría como resultado que se estaría  tomando  al menor de edad como un objeto  que puede ser adquirido y, sobre el cual se pueden tener derechos.

Ya habiendo expuesto desde el punto jurídico por qué no se debe dar el sí a la adopción entre parejas del mismo sexo, tomó la palabra como católico que soy, compartiendo, lo que piensa la Iglesia y mi humilde opinión respecto al tema.

La Iglesia Católica y, distintas organizaciones sostienen que no se debe permitir la adopción por parte de personas del mismo sexo (posición que sustentan en distintos estudios, los cuales no son necesarios de mencionar, pues, la intención de este escrito no es mostrar los resultados de estos estudios sino ilustrar un poco acerca del problema que está enfrentando la familia).

Motivo por el cual, diré que la familia es una institución tanto del orden civil como del orden natural, compuesta por hombre y mujer, situación que no se da por casualidad, sino, porque esos dos individuos que a simple vista son totalmente diferentes, se complementan entre sí, permitiendo que dicho complemento ayude al crecimiento, no solo  de los niños sino  de la sociedad.

Esto demuestra que no siempre lo legal o lo que se considera como legal es lo correcto, pues, en miras de proteger los derechos de algunos se puede llegar a desconocer los derechos de otros. En este caso, los de los niños que conforme con la constitución tienen prevalencia sobre los derechos de los demás.

Conoce también la opinión de la Fiscal Vivian Morales, que soporta esta postura, aquí. 

Anuncios

¿Tienes algo que decir? ¡Comenta!

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s